Alfajores trujillanos

blogerredas 8 Enero 2011 0

3006.6230.8.649.300

Muchas veces sentimos en nuestro paladar la necesidad de probar un gusto dulce luego de alguna comida, o queremos acompañar nuestra merienda con algo que no sea libre de azúcar, y puede que no se nos ocurra exactamente con qué satisfacer nuestros deseos; puede sucedernos que quizás una porción de torta nos parezca demasiado excesivo, pero nuestro capricho tampoco será saciado con un par de caramelos.

Por eso mismo, es que podemos decir que una excelente opción a la hora de pensar en ese entremés dulce que nos ayudará a cumplir los requerimientos de nuestro paladar serán los alfajores trujillanos, cuya dulzura tradicional, su pequeño tamaño y su simpleza en cuanto a la preparación los convierten en un estupendo bocadillo para saborear después de cada comida, o bien acompañando al “five o´ clock tea”.


Para la realización de estos estupendos entremeses necesitaremos, para la masa, 2 kg de harina, 1 kg de manteca, y la cantidad necesaria de agua con sal. Por otro lado, para el relleno deberemos disponer de 2 kg de camote, pelado, cocido y pasado por prensapapas, 2 1/2 kg de chancaca, 1/4 kg de maní, 50 gramos de ajonjolí tostado, 1 cucharada de anís, clavo de olor al gusto, canela en rama, al gusto y por último 3 tazas de agua.

Para la realización de la masa mezclaremos los ingredientes, hasta formar una masa pareja, estiraremos con la ayuda de un rodillo, y cortaremos en cuadrados de alrededor de 30 centímetros. Llevaremos a un horno que habremos precalentado previamente a 180°, y una vez que retiremos del horno, dejaremos enfriar, para seguir mientras con la preparación del relleno.

El relleno comenzará su preparación al colocar la chancaca junto con el agua en una olla, la cual llevaremos al fuego para que hierva hasta estar a punto de miel. Una vez que consigamos esto, retiraremos y agregaremos a la mezcla el puré de camote, el clavo, la canela y el anis. Mezclaremos bien, y llevaremos nuevamente al fuego para ir revolviendo de a poco hasta que se espese y se vea el fondo de la olla; una vez que consigamos eso retiraremos el clavo de olor y la canela, para agregar el maní y el ajonjolí tostado. Así, mezclaremos y dejaremos enfriar, y una vez frío colocaremos sobre unos de los rectángulos previamente hechos para luego cubrirlos con otros.

Lenovo thinkpad tablet 2 comentarios levitra médicos atlanta de pérdida de peso